Dato de color.

Creo que le digo a esto “escritura desafinada” porque escribo una vez cada tanto tiempo que pierdo la practica.

Anuncios

Porque la pornografía es machista.

Maria Belen Martinez Contardi

“Se denomina pornografía al género y al material que contiene y reproduce en cualquier formato (gráfico, visual) actos o relaciones sexuales de tipo explícito con el objetivo de despertar en el espectador o lector excitación y estimulación sexual.”
Definicion ABC http://www.definicionabc.com/general/pornografia.php

La pornografía es un reflejo mas desinhibido de la sociedad, está solo es vista por “adultos” y para propósitos sexuales por lo que muchas veces no se la analiza ni se le da la importancia que reviste aunque como cualquier producto cultural sea digna de análisis. En el titulo he hecho una afirmación “la pornografía es machista” y si quien esta leyendo esto ha visto alguna vez material de este tipo debe estar preguntando imperiosamente el porqué. En mi análisis me centraré más en los vídeos porno ya que son el material más común y accesible aunque cualquiera de las siguientes afirmaciones es aplicable a otros formatos ej: relatos eróticos. Empecemos por las características de la sexualidad en el sistema patriarcal, como este la configura y condiciona:

  1. Lo único que puede producir placer es el pene o algún objeto de forma fálica.
  2. Las mujeres tienen mucho menos deseo sexual que los hombres, por ello, estos últimos deben ser complacidos por las primeras.
  3. El rol de la mujer es sumiso, esta se somete, cuando esto no sucede se trata de un fetiche o parafilia, algo fuera de lo común. Ej: Sadomasoquismo.
  4. El deseo del hombre se centra en los genitales, ninguna parte de su cuerpo además de esa le produce placer. En caso contrario, se considera algo fuera de lo “normal” o afeminado. Ej: estimulación de la próstata.

Todo esto se ve claramente en la pornografía, la mujer se somete a uno o más hombres, se ve exageradamente femenina utilizando maquillaje, tacones y uñas postizas, muchas veces no habla durante el acto y se limita solamente a gemir constantemente en contraposición al hombre que casi no emite sonidos más que hablar (muchas veces insultando a la mujer por realizar el acto sexual, por ej llamándola “puta”) o gemir al eyacular. Curiosamente estas características son más evidentes en el porno lésbico que en el heterosexual, allí las mujeres interactúan entre ellas sí pero no desaparece la supremacía del falo. Las individuas consiguen placer a través de dedos, dildos o consoladores, cuando se tocan entre ellas miran hacia fuera de la escena, como si estuvieran esperando a un hombre que en diversas oportunidades efectivamente entra, o miran a cámara y, como el porno está orientado a hombres, esta mirada al espectador tiene el mismo significado que la anterior citada. Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que la mayoría de las actrices que realizan videos de relaciones homosexuales sean heterosexuales y por esa misma condición no posean experiencias de cómo es en realidad el sexo lesbico. La afirmación de que las mujeres tienen poco deseo sexual es tan fuerte que ni siquiera el porno que no involucra, directamente aunque lo sugiere, individuos masculinos está diseñado para personas lesbianas. Lo peor de todo esto es que estas mismas prácticas, esto que vemos, lo trasladamos al plano de lo real, perjudicando nuestras relaciones amorosas y sexuales, perpetuando prejuicios, dogmas y la dominación masculina.

La sociedad bajo el sistema patriarcal creará productos culturales que impondrán conductas a sus ciudadanos los cuales perpetúan el sistema patriarcal, todo en un ciclo sin fin.

En conclusión hasta que no se acabe esta concepción del acto sexual no lograremos tener una sexualidad optima, relaciones sanas ni la liberación femenina.

La pornografía es tan vieja como el mundo y al igual que este mismo tiene una base totalmente patriarcal.

Reseña Brown Define + Fill duo Maybelline

Perteneciente a la linea “by EYESTUDIO” este producto para cejas tiene la función de rellenarlas y dejarlas mas definidas. En cuanto al envase es comodo (suelo utilizar sombras las cuales tengo en una paleta para hacer las cejas asi que para mi este producto es considerablemente mas pequeño) y bonito, parece de buena calidad ya que es todo de metal menos la tapa que indica el color del lapiz. De un lado hay un lapiz retráctil, del otro una pequeña esponja con sombra mate. Primero se aplica el lapiz para luego sellar con la sombra.

Aunque aplicado en la mano parezca que no va a pigmentar mucho en la ceja queda perfectamente.

Mis cejas sin maquillaje.

 

Con Brown Define + fill.
Las veces que lo he tenido puesto dura aproximadamente 8 horas. Jamas se me ha corrido.

El unico contra que le veo es la escasa variedad de colores, que en total son 3.

Es un producto que recomiendo si se tienen cejas gruesas, no se si le servira a alguien con cejas muy finas o claras. 

“Una vida sin rumbo” Reseña de Locos de Soledad

​Una vida sin rumbo.

« […] Mi mama había elegido Soledad, porque siempre quiso que estuviera con ella, por egoísta, imagino. […] »

Y como si  la elección de ese nombre hubiera sellado su destino, Soledad, a sus 32 años de edad continuaba viviendo con su madre, una mujer que luego de la muerte de su marido se “dejo estar”, que se dedicaba a mirar televisión todo el día mientras comía, sin moverse de ese sillón que, a estas alturas, debía tener su cuerpo esculpido como si de un estampado se tratase, negándose a avanzar o mejorar su estado y requiriendo de su hija para cosas tan simples como agarrar el control remoto porque se le había caído. En síntesis, su estado era patético.

Prisionera en su propia casa, llevando a su progenitora sobre sus hombros, Soledad odia su vida, siente nostalgia, añora a su padre, que falleció cuando era una niña y era el equilibrio de su vida. La protagonista detesta su situación pero no sabe qué hacer, un día mientras iba a hacer un encargo de su mama, encontró un aviso de empleo, en una clínica psiquiátrica, allí conoce a El Doctor. A medida que va trabajando en ese lugar y conociendo a las personas  y sus problemas va encontrando artículos, notas, textos, de las formas más estrafalarias como si todo estuviera planeado cual obra de teatro, pero ella no sabe quien los manda y tampoco le interesa averiguarlo ya que eso le daba magia a el asunto. Estas situaciones, de temas tan diversos y humanos como son los celos, la ludopatía, el aislamiento o los ataques de pánico, la hacen reflexionar su propia vida y, tal vez, llegar a mejorar.

El libro que contiene esta historia, llamado “Locos de Soledad”, pertenece a la serie Una temporada con el doctor y su antecesor es “Locos de Franco”, fue escrito por los argentinos Luis Miguel Arenillas, egresado de la Escuela Nacional de Arte Dramático, es director, dramaturgo y actor teatral, y por el Dr. Saúl F. Salischiker, médico que obtuvo su título en la UBA en 1976 y se especializó en psiquiatría en Israel, actualmente es director de una clínica psiquiátrica de internación y atiende en sus consultorios de la CABA y Morón. La novela es fácil de leer, con personajes entrañables como El Doctor, Félix o La Señora, posee referencias a  Argentina  como la tarjeta SUBE, un estilo e historia que me hace recordar a “Los árboles mueren de pie” de Alejandro Casona por el ambiente de clínica, los personajes extravagantes y la figura de la muchacha inexperta. Los artículos que va recibiendo la protagonista son verdaderamente memorables y quiero finalizar esta reseña de la misma forma con la cual la empecé, con una cita:

«Dejo una frase: “Cambiar no es modificar lo que me es satisfactorio, es arriesgar a mejorar  el tipo de vida solamente cuando se prenden las luces de la incomodidad”»

“El gato y el raton” Reseña de Maus

​El gato y el ratón.

Primera página del libro, se ven tres pequeños ratones antropomórficos patinando, a uno de ellos se le rompe el patín y cae, los otros dos se van riendo. El pequeño ratón va llorando a donde está su padre, que estaba cortando un trozo de madera, se suscita el siguiente dialogo:

“- ¡Artie! Aguanta esto un minuto mientras sierro.

-¡Bua!

– ¿Por qué lloras, Artie? Sostén mejor la madera.

– Me he caído y mis amigos se-se han ido sin mí.

*Dejó de serrar*

– ¿Amigos? ¿Tus amigos? Si los encerrarían una semana en un cuarto sin comida… entonces sabrías lo que son ¡Los amigos!”

El pequeño es Artie Spielgelman, nacido el 15 de febrero de 1948 en Estocolmo, aunque creció y se educo en Estados Unidos, estudio arte y diseño, a partir de 1966 colaboro con Topps Gum Co. durante casi veinte años haciendo ilustraciones, en esa época empezó a publicar comics underground, trabajo para diversas publicaciones  y como profesor en la School of Visual Arts. En 1980 fundó junto con su esposa la revista Raw, en la que se publico originalmente su libro Maus. Maus es una novela grafica que narra la historia de su padre,  Vladek Spiegelman, un judío polaco superviviente de los campos de exterminio nazis. El libro se divide en dos partes, la primera con seis capítulos y la segunda con cinco, “Mi padre sangra historia”, publicada originalmente en 1986 y “Y aquí empiezan mis problemas” publicada  en 1991, luego de la muerte del padre de Artie, ambas fueron integradas en un único volumen. En 1992 se convierte en el primer y único comic en ganar un Pulitzer.

La historia tiene dos líneas temporales, una en el presente donde Artie va a visitar a su padre con el propósito de escribir el comic y otra en el pasado, en Polonia, narrada a partir flashbacks por Vladek. Principalmente la novela gira en torno a la complicada relación padre e hijo y la ausencia de Anja, la madre del autor, tanto en presencia como en su testimonio ya que los cuadernos con su versión de los hechos fueron quemados por su esposo luego de que ella se suicidara en 1968 sin dejar una nota.  

Lo interesante de la novela no es solo su formato de comic, una forma muy innovadora de tocar un tema tan sensible, sino también como el autor expresa sus conflictos durante la escritura de esta, por ejemplo el hecho de que su padre sea el estereotipo de un viejo judío avaro, la sensación de culpa al haber llevado una vida más fácil, la rivalidad hacia su hermano Richieu, que nunca conoció ya que falleció durante la guerra , el suicidio de su madre,  la internación de Vladek y su posterior muerte, la atención inesperada que recibe el libro, también es llamativa la representación de los diferentes grupos a partir de animales, los judíos son dibujados como ratones, los gatos como alemanes, los polacos como cerdos, los perros como estadounidenses y los ingleses como peces, esto es una metáfora para demostrar la reducción del individuo a una mera identidad nacional, étnica o racial que determinaba tu destino durante la guerra. 

La historia es atrapante, a cada momento se puede ver la crueldad de los alemanes y los kapos de los campos, el sufrimiento de los judíos, como se alegran por cosas simples como tener un cinturón y unos zapatos de su talle, el hecho de que cada uno tenga que cuidar su pellejo, todo esto hace que no sepas que va a pasar y te incite a leer mas.

 Lo recomiendo tanto para personas a las cuales les interese la segunda guerra mundial como para las que no, aquí no se debaten las batallas, el derecho a cierto territorio, si tal bando fue más cruel que otro, no hay cuestiones políticas ni militares, solo cuestiones humanas.

Conversación de Artie con su terapeuta:

“-[…] En fin. No me refiero a TU libro, pero piensa en cuantos han escrito sobre el Holocausto ¿Para qué? La gente no ha cambiado… Tal vez necesitan un nuevo holocausto, aun mayor. De todos modos, las victimas  nunca podrán contar SU versión de la historia, así que quizá sea mejor no contar más historias.

– Ya. Samuel Beckett dijo una vez: “Cada palabra es una mancha innecesaria en el silencio y la nada”.

– Sí.

– Por otra parte, lo DIJO.

 -Tenía razón. Quizá deberías incluirlo en tu libro”